El CIPF participa en un proyecto europeo que estudia un implante biohíbrido para regenerar la médula espinal

El CIPF participa en un proyecto europeo que estudia un implante biohíbrido para regenerar la médula espinal

El Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) participa en un proyecto europeo que propone la regeneración funcional neuronal después de la lesión de la médula espinal (LME) mediante una tecnología implantable, recargable e inalámbrica para la estimulación electroactivada del tejido medular dañado.

Además, esta tecnología es compatible con materiales biohíbridos que permitirán realizar una terapia celular y farmacológica, lo que comprende una estrategia única y sin precedentes.

La investigadora del laboratorio de Regeneración Neuronal y Tisular del CIPF, Victoria Moreno, ha destacado que “este proyecto aglutina estrategias que han mostrado tener un beneficio aplicadas de forma individual, pero con resultados funcionales modestos debido a la complejidad de las LME, en un sistema eficiente y mínimamente invasivo, que permitirá una futura traslación más eficaz”.

El proyecto RISEUP (acrónimo de su nombre en inglés Regeneration of Injured Spinal cord by Electro pUlsed bio-hybrid imPlant), introduce la combinación de estimulaciones eléctricas pulsadas y corrientes directas con una combinación de células madre a través de un innovador biomaterial.

El objetivo de este proyecto es que la estimulación eléctrica facilite la maduración celular y la secreción de factores que a su vez mejorará la supervivencia de las neuronas y favorecerá la formación de nuevas conexiones y recuperar parte de la actividad neuronal perdida.

El objetivo de RISEUP, aunque ambicioso, es concreto debido a las competencias multidisciplinares de los socios participantes, con una línea de tecnología radicalmente nueva.

La dificultad en la restauración neuronal posterior a la LME se basa por un lado en la elevada complejidad del proceso de daño secundario, desencadenado inmediatamente tras la lesión y, por otro lado, en la limitada capacidad de las neuronas adultas de regenerarse.

Estos procesos lesivos ocurren en cascada y culminan en una fase crónica caracterizada por la pérdida irreversible de la función neuronal dependiente del segmento medular afectado por la LME.

La visión a largo plazo de RISEUP es el cambio radical en la modalidad de tratamiento de las LME para asegurar la curación sin ninguna conexión de maquinaria, mejorando la calidad de vida de los pacientes.

La lesión de la médula espinal (LME) es una de las principales causas de parálisis y actualmente no tiene terapias efectivas. Cada año, casi 500.000 personas son diagnosticadas en todo el mundo con un importante impacto socioeconómico para el paciente, sus familias y el sistema de salud.

Consorcio europeo

Se trata de un proyecto del programa FETOPEN (Future Emerging Technologies) de Horizonte 2020 que selecciona proyectos con objetivos tecnológicos innovadores e investigación interdisciplinar.

Participan en el Proyecto la Agencia Italiana de Nuevas Tecnologías-ENEA, el Centro de Biomateriales e Ingeniería de Tejidos de la Universidad Politécnica de Valencia, el Departamento de Ingeniería Informática, Electrónica y Telecomunicaciones de la Universidad de Roma “La Sapienza”; el Instituto Gustave Roussy de la Universidad de Paris-Saclay, la empresa Rise Technology y el Laboratorio de Regeneración Neuronal y Tisular del CIPF.

Enlace proyecto: consultar aquí